Centro de Psicología y Educación Maiez

    603 394 251

¿Cuándo debo acudir al logopeda?

 

 

 

El logopeda es el profesional que se  encarga de la prevención, la evaluación, el diagnóstico, y el tratamiento de las alteraciones de la comunicación, el lenguaje (oral y escrito), el habla, la voz, la audición y  de las funciones oro-faciales (respiración, masticación y deglución), tanto en niños como en adultos.

En primer lugar, haciendo referencia a los más pequeños, las patologías o trastornos más distinguidos suelen ser trastornos en el habla y en el lenguaje oral y escrito. Pero no menos importantes los trastornos de la audición y de la voz entre otros.  

A continuación detallamos los problemas más comunes y representativos que se pueden desarrollar entre los 2 y los 9 años.

 

Hacia los 2 años:

  • No utiliza el juego simbólico
  • No dice su nombre
  • No construye frases de 2-3 palabras
  • Su vocabulario no va en aumento
  • Mastica con dificultad

Hacia los 3 años:

  • No realiza frases de 3 palabras
  • No formula preguntas
  • No utiliza el plural ni las preposiciones
  • No comprende los relatos sencillos
  • Tiene babeo o presenta una mala oclusión dental

 

De 4 a 5 años:

  • Respira con la boca abierta
  • Traga enseñando la lengua (deglución atípica)
  • Su voz se altera frecuentemente (ronqueras, disfonías, afonías…)
  • No arranca al hablar, “se atasca”
  • Repite sonidos (“p..p..pato”) o prolonga sonidos (“ssssapo”, “mmmío”)
  • Solo le entienden las personas de su entorno
  • No puede relatar hechos sencillos
  • Cambia rápidamente de actividad sin entrar plenamente en ninguna
  • Tiene dificultades para jugar con el lenguaje (rimas, adivinanzas, frases de doble sentido…)
  • No interacciona con otros niños

 

De 5 a 6 años:

  • No pronuncia bien todos los sonidos del lenguaje ni se explica correctamente
  • Confunde palabras (antes/después, hoy/mañana…)
  • Al escribir, el trazo es poco uniforme

 

De 6 a 9 años:

  • Confunde la izquierda con la derecha
  • Tiene falta de atención y concentración
  • Al leer confunde letras, cambia sílabas o sustituye unas palabras por otras
  • No usa los signos de puntuación
  • No comprende lo que lee
  • Al escribir comete errores en la secuencia, dirección y tamaño de la letra
  • Omite, añade y/o sustituye letras al escribir
  • Escribe los números en espejo
  • Mezcla las letras mayúsculas con las minúsculas

 

 

En cuanto a los adultos, la función del logopeda también es muy importante cuando se presentan alteraciones del lenguaje debido a lesiones cerebrales (ACV/ictus y traumatismos) provocando trastornos como la afasia, la disartria, la disfagia y alteraciones de la voz.

Con respecto a las alteraciones de la voz encontramos:

  • Afonía: pérdida total de la voz.
  • Disfonía: es un cambio anormal o repentino de la voz. Es una de las principales patologías que se producen debido a:
    • un trastorno funcional por un uso inadecuado o sobreesfuerzo de la voz, pudiendo ser temporal o permanente.
    • un trastorno orgánico causado por una alteración de la voz producida por una lesión en los órganos fonatorios (nódulos, pólipos, cáncer de laringe, parálisis cordales, sulcus...)

 

Por otro lado, nuestro trabajo también va enfocado a aquellas personas que luchan contra enfermedades neurodegenerativas como son el Parkinson, el Alzheimer o la ELA, realizando rehabilitación centrada en la comunicación, el habla, el lenguaje, la respiración y la deglución.

 

En definitiva, si creéis que vuestro hijo presenta dificultades articulatorias, en la comunicación, en el lenguaje, o presenta otro tipo de trastorno, no duden en acudir al logopeda lo antes posible y así recibir toda la información necesaria y llevar a cabo un tratamiento personalizado, ya que todos los casos son únicos.